viernes, enero 19, 2007

lumbago



El lumbago
Dolor, Lumbar, Columna, Lumbago


El dolor lumbar, lumbago o dolor de espalda es una afección frecuente, se calcula que hasta un 80% de las personas lo sufrirán alguna vez en sus vidas. La mayor parte de las personas que padecen lumbago se recuperan casi de forma espontánea en un tiempo que no suele superar los quince días; no obstante, si el daño producido en los músculos, en los ligamentos o en el disco intervertebrales es elevado, su curación se prolongará durante mucho más tiempo.

La mayoría de las personas que lo padecen no consultan por considerarlo una molestia menor, habitualmente transitoria. Se suele presentar como dolor agudo, entre los 30 y los 50 años de edad, que cede después de 6 semanas como plazo máximo en el 90% de los casos, sin importar que intervención se haya hecho. Es importante saber que los ataquesde dolor agudo se resolverán espontáneamente en la inmensa mayoría de los casos. Se debe evitar el reposo prolongado y al contrario, el médico puede indicar el regreso a las actividades habituales lo más pronto posible.

Existe un porcentaje bajo de enfermos que hace crisis repetidas de dolor lumbar o que desarrollará un lumbago crónico y que constituyen un gran problema social y médico.
Causas

Aunque se han delimitado las causas más corrientes del lumbago, debe tenerse presente que también pueden producirlo algunas enfermedades,.
Se distinguen 5 tipos de Lumbago:



* Lumbago Mecánico: más del 90% de los casos, secundario a enfermedades de las articulaciones o de los ligamentos de la zona de la columna (por ejemplo esguinces) o a lesión de músculos o ligamentos.
* Lumbago Neurogénico o ciática: 5% de los casos, generalmente por hernias del núcleo pulposo.
* Lumbago Inflamatorio: 1% de los casos, por ejemplo una espondiloartritis anquilosante.
* Lumbago por Causas sistémicas o neoplásicas: 1% de los casos, como por ejemplo secundatrios a tumores, metástasis espinales, tuberculosis de la columna.
* Lumbago Psicogénico: En este caso los individuos simulan dolor lumbar y buscan algún tipo de compensación emocional o económica.

La mayoría de las veces los exámenes de laboratorio y de imágenes no son necesarios. No hay estudios de rutina para el lumbago. Será necesario estudiar más cuidadosamente, en algunos casos con exámenes, en el caso de que la persona presente alguno de los puntos de la lista de alerta roja para identificar sólo a los enfermos en riesgo de tener lumbago por una enfermedad grave y evitarle al resto las molestias de exámenes innecesarios.
Alerta roja para lumbago si...

* si hay Dolor y rigidez, molestias que son peores por las mañanas y que se alivian mediante el ejercicio
* si hay Dolor que empeora al caminar
* si hay Dolor que se irradia (se expande) bajo la rodilla, empeora con la tos o estornudos y que se siente como un disparo o quemadura.
* si hay Irradiación del dolor hacia ambas piernas
* si el Primer episodio de dolor grave es en menores de 30 años de edad o en mayores de 50 años
* si hay Fiebre, baja de peso, otros rasgos de enfermedad sistémica
* si hay Problemas del intestino o de la vejiga
* si hay Trauma grave reciente
* si hay Uso prolongado de corticoides
* si hay Abuso de drogas
* Dolor que no alivia si se está en cama con la piernas flexionadas o si el dolor persiste por más de 2 2 meses

De todas las causas de dolor lumbar el Lumbago Mecánico es lejos la causa más frecuente.

El 80% de las personas padece lumbago mecánico alguna vez en su vida, aunque sólo una fracción muy pequeña consulta por ello. El carácter de lumbago mecánico está dado porque el dolor característicamente se produce con el movimiento y se alivia con el reposo, aunque si se está sentado o de pie por mucho rato también duele. Los enfermos refieren que comenzó por una acción específica, o una postura particular o después de un golpe menor o esfuerzo mal realizado. Si bien el dolor es máximo en la zona lumbar baja también duele por irradiación hacia el muslo hasta la rodilla.

Las limitaciones más frecuentes son dificultad para subir escalas, agacharse y para levantar objetos; en caso más graves hay dificultad para deambular y dificultad para realizar las labores de la vida diaria.

El lumbago inflamatorio se observa en persona jóvenes, suele despertar a los enfermos al amanecer y se acompaña de rigidez general de columna a veces de horas de duración. Es propio de las espondiloartropatías.

En el lumbago tumoral, el dolor es persistente y no se alivia con el reposo.

En el lumbago infeccioso, aparte del dolor persistente hay fiebre y compromiso del estado general; habitualmente tienen gran rigidez funcional y el examen físico revela gran dolor a la movilización o palpación.

El lumbago que se presenta en enfermos con Osteoporosis u Osteomalacia, se debe a fractura vertebral por aplastamiento. Aquí el dolor es de instalación brusca, localizado en un punto y es autolimitado, disminuyendo notoriamente de intensidad entre 2 a 4 semanas.

Más raramente, un lumbago puede ser secundario a enfermedades de la pelvis o. Su evolución suele ser crónica, con dolor sordo, que no cede en reposo.
Tratamiento del enfermo con dolor lumbar agudo:

Si el dolor lumbar es de tipo mecanico y no existe ningun síntoma de alarma el manejo generalmente es el siguiente.

* Reposo en cama: Con dos días de reposo en cama es suficiente. Más días carece de eficacia clínica y produce daño económico.
* Alivio del dolor: Usar analgésicos simples como paracetamol o antiinflamatorios por hasta 1 o 2 semanas. Evitar usar analgesicos narcóticos.
* Terapias físicas: No hay estudios que confirmen que son útiles medidas como calor local, corsés y otras, en acortar la duración del dolor, disminuir las recaídas o devolver antes al enfermo a su vida normal. En general los enfermos tratados con terapia física expresan un mayor grado de satisfacción que los que no la han recibido en cuanto a que han sido objeto de atención y cuidado.

Las indicaciones solicitadas a los Servicios de Kinesiterapia consisten en:

* Calor superficial
* Ejercicios de báscula de pelvis. Relajación y elongación
* Ejercicios de fortalecimiento de las musculaturas abdominal y lumbar
* Educación e instrucciones posturales para la vida diaria y el trabajo.
* El plan puede consistir en 2 sesiones por semana durante varios meses; el enfermo practicará lo aprendido en los días sin sesión. La mejoría se suele notar a los 6 meses de terapia continua.
Otras medidas: Manipulación espinal, tracciones espinales e inyecciones de esteroide en puntos "gatillo" no tendrían beneficio en pacientes con lumbago mecánico agudo.

Cómo evitar el lumbago

Con frecuencia adoptamos costumbres y posturas que, con el tiempo, acaban perjudicando seriamente la espalda. Pero los ataques de lumbago más habituales pueden evitarse si se siguen unas cuantas recomendaciones sencillas

Consejos para prevenir el lumbago


La Sociedad Española de Reumatología proporciona una serie de consejos que ayudan a prevenir el dolor lumbar si aún no se padece o a disminuirlo si ya se ya producido:


-Hábitos posturales durante el sueño: Es fundamental conservar una postura correcta. Lo más aconsejable es dormir de lado y con las piernas encogidas. También es una buena postura, dormir boca arriba con las piernas flexionadas. En cualquier caso no es aconsejable dormir boca abajo, ya que origina un aumento de la lordosis lumbar y una torsión forzada del cuello.

-Características de la cama y del colchón: El colchón debe tener una consistencia firme. Un somier con barras transversales de madera proporciona un buen soporte para el colchón.

-Profesión y actividad laboral: los conductores de camión o autobus, secretarias, personas que cargan grandes pesos, etc., están expuestas a la aparición de este problema. Para estos colectivos se recomienda que el asiento tenga un apoyo para la zona lumbar (cojín, pequeña almohada). La espalda debe estar recta y apoyada sobre el respaldo. Es imprescindible levantarse cada dos horas y realizar algún ejercicio de estiramiento de la musculatura lumbar. Si se levantan pesos, hay que saber que es necesario doblar las rodillas antes de hacerlo. No debe nunca hacerse inclinando el tronco hacia adelante, sin flexión de las piernas.

-Tiempo de ocio: Poseer una musculatura lumbar fuerte puede ayudar a mantener la columna lumbar de forma correcta y sin sufrir dolor. La práctica de algunos deportes sin el entrenamiento necesario sí puede ser causa de lumbalgia.